RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

09 noviembre 2012

Vizuete: "Todo lo que hagas en el tatami se traslada a la vida cotidiana"

Jagoba Vizuete participará en el próximo Mundial de Kárate que se celebrará en París entre el 21 y 25 de noviembre. Además de hablar sobre su extenso palmarés, pudimos descubrir algunas de las muchas aplicaciones del kárate en la vida diaria

Javier García de Alcaraz | 07.11.2012 | 17:12h
Lejos de los deportes que acaparan la mayor parte de la información deportiva que se publica a diario, existen historias de protagonistas menos mediáticos que merecen ser conocidas.
Deportistas que no viven de la disciplina que practican, pero que entrenan en silencio y por su cuenta y en ocasiones con mucha más intensidad que un profesional.
Deportistas que disfrutan haciendo lo que hacen sin necesidad de ser recompensados económicamente por los logros que consiguen y cuya capacidad de sacrificio no tiene límites. Es el caso de Jagoba Vizuete, un joven alavés de 24 años que tuvimos el placer de entrevistar hace unos días en su segunda casa, el gimnasio Fitness Gasteiz de Vitoria que regentan sus hermanos Ángel y Jorge.
Jagoba es un tipo tranquilo y sencillo, que pese a su juventud habla como un veterano y sería un buen ejemplo de lo que tradicionalmente entendemos como 'persona con la cabeza bien amueblada'.
Se sorprende él mismo cuando le recordamos su impresionante palmarés, en donde destacan sus 14 títulos de campeón de España (es uno de los pocos karatekas que lo ha conseguido en todas las categorías), su título en el Europeo junior o su última gran conquista hace unos meses, el bronce en el Mundial Universitario.
Dentro de unos días, concretamente del 21 al 25 de noviembre, vivirá su experiencia más importante, aquella con la que todo karateka competidor sueña, participar en el Campeonato del Mundo, que este año acogerá el Omnisports de París-Bercy.
¿Qué supone para ti participar en el Mundial?
Ante todo es una recompensa al trabajo que vengo realizando. He participado desde hace tres años en varios torneos con la selección española absoluta, pero hasta ahora sólo lo había hecho por equipos. Mi objetivo esta vez era acudir a una gran cita en la modalidad individual porque creo que merecía estar ahí y lo he conseguido. Gané el campeonato de España absoluto y el seleccionador me llevó al Europeo en individual y ahora en el mundial lo podré volver a repetir.
¿Siendo tu primera participación, es muy osado pensar que pelearás por las medallas?
Obviamente será complicado porque en un campeonato de este nivel no hay rival pequeño y hay gente muy buena. Pero en el Campeonato de Europa iba con esa mentalidad y al final tuve a tiro la medalla, perdiendo el combate por el bronce, la verdad que estuve ahí. De todos los competidores masculinos de la selección fui el segundo que mejor resultado logró y eso me da confianza. Sé que haciendo las cosas bien y confiando en mí se puede hacer algo.



España es potencia mundial de kárate y en los últimos años cuesta mantenerse en el equipo nacional, sin embargo y pese a tu juventud lo has conseguido. ¿Cuál ha sido la clave?
Yo creo que es fundamental el trabajo constante. Entrenar todos los días con el objetivo de seguir en la selección. Es cierto que en categorías inferiores siempre he estado ahí, pero en la absoluta al principio no fue fácil porque me costó sacar resultados en el Campeonato de España, que es el pasaporte para las grandes citas.
¿Crees que la selección opta a ganar muchos metales en París, como ocurría en cada Mundial hace unos años?
Es complicado. Ahora mismo la selección está en una época de transición, buscando el equipo. Hubo unos años que había un conjunto buenísimo con siete competidores indiscutibles, igual entraba uno por otro pero la base siempre era la misma y ahí era muy difícil entrar. Una vez que estos competidores se retiraron llega una nueva generación con menos experiencia.
Los resultados no están siendo los mismos evidentemente porque esos competidores no tienen la misma experiencia que los anteriores. De alguna manera hubo una barrera durante unos años que impidió que los karatekas que llegaban pisando fuerte en otras categorías, pudieran tener opciones de coger experiencia en categoría sénior (absoluta). Nos está costando un poco que la selección esté donde se merece estar.

Una de tus características como competidor es lo bien que gestionas la presión en los campeonatos. ¿Cómo trabajas este aspecto?

Evidentemente que cuando hay un campeonato importante en el que eres el claro favorito sientes la presión, pero siempre que eso pasa, me detengo un segundo y hago la siguiente reflexión: Gane o pierda mañana no va a cambiar nada. No me gano la vida con esto, simplemente es una satisfacción personal. Esa presión es algo que tú mismo te pones encima. Muchas veces pensamos en el 'qué dirán' y siempre pienso lo mismo. Mi objetivo al competir y entrenar es divertirme y si tengo esa presión no me estoy divirtiendo. Al ser un deporte medio amateur, esa presión tienes que intentar quitártela.

El 7 de octubre tuvo lugar el I día Internacional del Kárate, en favor de algo que los karatekas lleváis años pidiendo, la inclusión del kárate como deporte olímpico. ¿Qué crees que debe cambiar en este deporte para que sea considerado olímpico?

A nivel deportivo la principal barrera que veo yo para que el kárate sea olímpico es el arbitraje, que no es tan objetivo como en otros deportes. El taekwondo, por ejemplo, ha hecho un proceso de adaptación con los petos electrónicos o el video replay que han quitado mucha subjetividad.
El espectador puede ver y entender cuando se da un punto, en el kárate sin embargo, eso no ocurre. Nosotros sabemos que el punto debe cumplir entre cinco y siete parámetros para que éste sea válido pero el espectador ni se entera, como es normal. Lo veo muy complicado. Entiendo que uno de los atractivos que puede tener el deporte olímpico es que el público lo vea y si este no entiende de qué va, no lo verá. Poco a poco se va matizando el reglamento, pero aún y así lo veo complicado.

Y a ti, ¿qué es lo que más te ha aportado el kárate?

Yo destacaría la capacidad de superación personal, sin ninguna duda. Todo lo que hagas en el tatami se traslada a la vida cotidiana. Mucha gente cree que esto es pegar golpes y gritar pero nada más lejos de la realidad. El kárate te enseña que cuando estás muy cansado y sientes que no puedes más, siempre hay un impulso que te hace dar un poquito más de ti. Los entrenamientos están estructurados para conseguir eso, y que poco a poco vayas mejorando desde la auto exigencia.

Fuera del tatami intento aplicar ese estilo de vida. Intento hacer las cosas lo mejor posible, inconscientemente se traslada al resto de cosas que haces. Por otra parte también me ha ayudado a tener un objetivo en la vida, un rumbo. Veo mucha gente que va pululando por ahí cuyo único objetivo es que llegue el fin de semana o que pase el día, objetivos a mi juicio muy respetables pero vacíos.

Fuente:  http://www.sport.es

No hay comentarios:

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada