RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

02 octubre 2012

De estreno sobre el tatami

Hugo sale descalzo de los vestuarios y se acerca lenta y tímidamente al tatami. Tiene ocho años y es su primera vez. Algunos compañeros del colegio le han contagiado el gusanillo del kárate y él ha pedido en casa que le dejen probar. Su padre, Luis Miguel Juan Solano, acaba de marcharse, dejándolo en manos de los profesores del Gimnasio Norberto Ortiz. Volverá en una hora. «Fue mi mujer la que se animó -afirma-. Leyó la noticia de que comenzaban las jornadas de iniciación al kárate, dentro de la tercera edición de la Semana del Deporte, y no tuvimos dudas. Me parece una buena iniciativa que se oferten actividades deportivas sin compromiso».
Este gimnasio es uno de los centros santanderinos que colaboran en los siete días de actividades deportivas, coordinadas por el ayuntamiento de la capital cántabra. Soledad Hoz no da abasto. Atiende a los niños que llegan -y a sus padres- y se desvive contestando al teléfono y preparándolo todo para que la clase comience a la hora y sin problemas. Lleva diecisiete años como maestra de kárate y tiene claro cuál va a ser la materia a impartir en este primer día. «Empezaremos realizando un calentamiento para, a continuación, a través de una serie de ejercicios, comprobar cómo andan de reflejos -anuncia-. Abordaremos la técnica: ataque de puño, paradas básica y principal, desplazamientos, saludos...». El kárate es una de las citas fijas en el programa de la Semana del Deporte. «Muchos se animan por curiosidad y luego deciden continuar entrenando», afirma la 'sensei'. 
 
A los nuevos pequeños karatecas se les reconoce enseguida. Entre el bullicio de la clase, donde domina el color blanco de los kimonos, principiantes como Elisa y Jonathan destacan por su ropa deportiva diferente y su actitud algo menos desenvuelta, concentrada en seguir los movimientos de sus compañeros. Soledad y su colega, Adrián Díez, se muestran cariñosos, pero firmes ante sus pupilos. «Uno de los objetivos es enseñarles un poco de disciplina, aunque se portan muy bien», sostiene la maestra. Tiene cuatro días, hasta el próximo viernes, para cumplir su propósito. Ya lo dejó claro el maestro Gichin Funakoshi -padre del kárate contemporáneo-, en el primero de sus famosos veinte principios de este arte marcial, que presiden la entrada del gimnasio: «El kárate comienza y acaba con respeto». 
 
Fuente:  http://www.eldiariomontanes.es

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada