RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

27 diciembre 2011

Un poleso en la élite del kárate

Adrián Arenal, poleso de 17 años, empezó a los cinco años a jugar al fútbol, como casi todos los niños, pero pronto se dio cuenta de que eso no era lo suyo y no tardó en descubrir una disciplina para la que sí valía: el kárate. Tanto es así que la semana pasada se subió al cajón en el Campeonato de España junior de kárate kumite para recibir la medalla de bronce.

Empezó en el gimnasio Eloy, en la Pola, a los seis años, donde consiguió una sólida base haciendo kata. Posteriormente, siguió formándose en el gimnasio Arenas, en el que todavía permanece. Desde entonces, no ha hecho más que conquistar títulos de Asturias. Fue oro en infantil, cadete y junior, y a punto estuvo de conquistar su primer éxito en España el año pasado. Consiguió ser cuarto, el que quizá constituye el puesto más ingrato de todos, porque le dejó a las puertas del reconocimiento.

Este año sí lo consiguió y tal vez podría haber llegado más lejos porque una semana antes de la competición se había lesionado; un esguince clavicular lo limitó en la disputa. Aún así, consiguió el tercer puesto, y eso que competía en la categoría pesada, para karatecas de más de 76 kilos.


Como buen karateca, contradice a aquellos profanos que creen que por practicar un arte marcial puede ser una persona peligrosa o agresiva. «Todo lo contrario, el entrenamiento es muy relajante para mí», asegura, y añade que, «si ganas en los combates es porque tienes cabeza, debes estar muy atento y calmado y observar, porque, si no, no puedes arrinconar a tu rival».

Su propia madre confirma que la disciplina que aporta el kárate «es muy buena para los niños», algo que conoce muy bien. Adrián Arenal practica entre una hora y media y dos horas diarias, tres días a la semana, más los entrenamientos especiales de la selección asturiana, que se hacen antes de los combates nacionales. Todos estos entrenamientos le ayudan no sólo a competir mejor, sino también a vivir mejor porque el kárate es su bálsamo. Y no le faltan palabras de agradecimiento a su entrenador, Ángel Arenas, ni hacia a los seleccionadores asturianos y sus compañeros de equipo, «que siempre están para lo bueno y para lo malo».

Ahora le queda enfrentarse a un nuevo reto: optar a medalla en los campeonatos sub 21 a partir del año que viene. «Ahí hay gente muy importante, va a ser difícil», concluye.

Fuente: http://www.lne.es

No hay comentarios:

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada