RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

30 abril 2011

Gemma Alías: “Estuve entrenando durante todo el embarazo, parecía un luchador de sumo”

Gema Alías se ha llevado muchos títulos como karateka en la categoría de menos de 55 kilogramos, pero debería llevarse el trofeo a la conciliación de la vida profesional y familiar porque trabaja, entrena y cuida como nadie a sus dos pequeños. Con 31 años Gema ha descubierto la fórmula para seguir compitiendo como profesional y cuidar de los suyos con una vitalidad apabullante. El año pasado fue campeona de España (individual y por equipos) y en unos días estará en Zúrich para luchar con la selección española por el cetro europeo. Hemos quedado con ella en el gimnasio Wellnes Center, donde entrena y, para nuestra sorpresa, allí se encuentra toda su familia...

Tus dos hijos, Fernando y Valentín, juegan en el gimnasio mientras tu marido, Fernando, te entrena. El karate es tu pasión y parece que la de toda tu familia... Da gusto ver cómo todos te apoyan.

Me apoyan, pero es muy difícil. Trabajo por las mañanas, por las tardes entreno, haz comidas, cuida a los niños, viaja y encuentra a alguien que se quede con los niños... Es imposible. Pero desde que empecé con Fernando siempre tuve claro que quería ser madre y no pensé tanto en la competición.

¿Cómo conociste a tu marido?


Me da clases desde que tengo 14 años, empecé en karate por él. Me dio la primera clase en la playa y como me gustó me apunté al gimnasio y hasta hoy. (Nos interrumpe uno de sus hijos porque su hermano le está haciendo de rabiar. Gema se levanta inmediatamente y pone orden).

Impresionas... Si fueras mi madre yo te obedecería a la primera

(Risas). Sí, la verdad es que les meto mucha caña, pero son muy buenos. Se portan muy bien.

¿Qué cambió en tu faceta como karateka con los embarazos?

Lo más lógico es que cuando una chica es madre deje de entrenar y de competir, pero yo no. Cambia, que tienes más responsabilidades y cuando vas de viajes tienes que pensar en muchas cosas y te genera mucho estrés. Si no fuera por Fernando... Necesitas más ayuda para todo, pero en la competición nada, yo me siento igual. Con el mayor estuve entrenando durante los nueve meses (risas). Sí con el bombo, parecía una luchadora de sumo, pero adaptas el karate a tu situación. Puedes tener 60 años y hacer karate y adaptarlo a tu edad y estar embarazada y hacer karate.

Así que nunca dejarás el karate

Pues no y la competición la dejaré cuando mi cabeza diga basta.

Fernando es tu principal apoyo, ¿no?

Sí, él hace de entrenador, psicólogo, de padre y de todo. Además, es muy bueno entrenando y fue el sexto Dan más joven de España. Me ayuda un montón porque él también tiene que dar clases en el gimnasio con los niños porque sino yo no podría entrenar. Fernando, mi hijo mayor, es cinturón naranja, pero el pequeño, Valentín, todavía es muy pequeño. Lleva el mono porque me lo ha pedido (risas).

Sin el traje de karate se sentía fuera de la familia

(Risas). Sí, sí... Además ellos van a hacer karate hasta los 18, luego ya decidirán, pero hasta los 18 es obligatorio. Lo llevan en la sangre.
¿No recibes ninguna ayuda de las instituciones públicas?

No. Soy la única mujer en el equipo nacional de España con hijos. Nadie me da ayudas ni me patrocina... Sobre todo lo que pido son patrocinadores que me subvencionen viajes, material, y esas cosas.

Hablando de viajes... El próximo es a Zúrich para participar en el Europeo con el combinado nacional, ¿no?

El campeonato se celebra del 6 al 8 de mayo y voy con todos los ánimos y a por medallas. Sí, este año pienso venirme con medallas porque tengo ansia. Luego tengo el Campeonato de las Regiones en Turquía con la selección de Madrid, que hemos sido terceras de España.

¿Cuál ha sido tu mejor momento como karateka?

El tercer puesto en el Europeo de Zagreb de 2009, porque además como siempre viaja Fernando conmigo fue superbonito. Siempre que puede viaja conmigo porque es como mi psicólogo, pero se tiene que pagar él los viajes, tiene que dejar las clases... Pero es lo que hay.

Eres de Madrid, pero vives en el barrio de Espartales desde hace diez años. ¿Te irías de Alcalá?

Estoy encantada con Alcalá, lo tengo todo cerca y la gente es muy buena y somos vecinos muy cercanos, así que muy bien. Además, el Ayuntamiento me trata muy bien, he sido pregonera en Carnavales y todo. Aunque deberían ayudarnos un poco más... Pero poco a poco.

Fuente: http://alcaladehenares.kallejeo.com

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada