RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

11 diciembre 2010

Eligen los mejores karatecas de Cuba en 2010

El kárate cubano, a punto de despedir el 2010, eligió a los atletas que se han ganado el derecho de ser los más destacados en esta temporada. En Yaneya Gutiérrez Valdés recayó la distinción entre las damas, en tanto Lester Javier Zamora Suazo se llevó las palmas por los hombres. Interesado en conocer sobre la vida de estos dos jóvenes, Granma conversó con ellos.

LO QUE COMENZÓ POR EMBULLO

Residente en el municipio capitalino del Cerro, Yaneya no imaginaba en sus inicios que se convertiría en la principal exponente del kárate nacional.

"Empecé a practicar por embullo de una prima, pero me gustó tanto que decidí dedicarme a él. En principio lo vi como una forma de defensa personal. Tengo tres hermanas que lo practicaron pero no le dieron seguimiento".

¿Cómo te fue en esa primera etapa?


"A los 12 años entré a la EIDE, y a pesar de no haber sido campeona en los Juegos Escolares en que participé, logré varias medallas. En mi primer juvenil obtuve una presea bronceada que fue el antecedente de varios títulos que gané siendo adolescente".

En el 2001 integra la preselección cubana, y en el 2004 tuvo un primer inconveniente en su carrera deportiva, debido a un mal paso cuando entrenaba en la pista, que le provocó molestias en su rodilla derecha.

"Me operaron de la rodilla en diciembre del 2004, y en febrero del 2005 regresé a los entrenamientos. Volví a tener problemas y de nuevo al quirófano, por suerte esa vez las cosas salieron mejor. Después, en septiembre del 2009, también tuvieron que operarme de la rodilla izquierda".

¿Qué aconteció en el Panamericano del deporte, en Quito?

"Se reunieron atletas de gran nivel lo que, unido a mi poco fogueo internacional y a la altura geográfica de la sede, me provocaron un prearranque que solo eliminé cuando tiré el primer golpe. Luego, me disgusté en el combate que daba el pase al oro, pues el pleito había terminado 0-0, y los cuatro jueces laterales votaron 2-2, pero el principal lo hizo por la otra competidora".

El mismo día que regresó del Panamericano, Yaneya viajó —junto al equipo— hacia Santiago de Cuba, sede del kárate en la V Olimpiada del Deporte Cubano.

¿Cómo superaste el cansancio para lograr algo inédito para ti?

No descansé nada, trataba de autoestimularme pensando en ganar y hacerlo bien. Y así obtuve por primera vez las tres medallas de oro en disputa (división, abierto y por equipos). En las cuatro ocasiones que había participado en la Olimpiada conseguí dos de oro y una de plata, siempre campeona de mi división (más de 68 kg), pero no así en la categoría abierta o en el por equipos.

¿Con qué rival te gustaría enfrentarte?

Contra la norteamericana Hao, campeona mundial en su división y en la abierta.

La joven de 27 años asegura que internacionalmente su división está poblada de atletas de gran calidad, pero en nuestro país ha decaído.

EL FRUTO DE LA DEDICACIÓN

La pasión de Lester por este deporte comenzó desde que tenía solamente 6 añitos: "En ese tiempo los cines exhibían la película El flautista contra los ninjas, y llegué a la casa saltando encima de los muebles. Entonces mi papá me llevó al gimnasio de la escuela Orlando Pantoja donde yo cursaba la primaria. Estuve allí hasta que terminé el sexto grado, para luego pasar a la EIDE Mártires de Barbados".

Asegura que el gran apoyo que le brinda su familia es una de las claves de su éxito, pues han inculcado en él ese amor por el deporte. "Soy el único karateca de la familia, pues mi hermano menor lo practicó un tiempo, pero lo dejó".

¿Resultados juveniles?

En esa etapa mejoré mi nivel competitivo, de los cuatro años que pasé por esta categoría en los últimos dos nacionales logré oro, siendo el atleta más destacado en ambas ocasiones, pues hacía katá y combate.

¿Cómo te sentiste tras tu debut en el Panamericano?

Fue una experiencia magnífica, era mi primera participación en un evento grande. Me preparé bien física y mentalmente, y por eso obtuve un buen resultado. Estuve a punto de discutir la medalla de oro en la abierta y en mi división, pero por pequeños errores, los cuales creo salieron por la falta de competencia, me quedé en bronce.

¿Satisfecho con la actuación?

Me quedó la insatisfacción de no luchar por el título, pero el gran apoyo de mis compañeros, quienes expresaron su alegría por la actuación realizada, es lo que me hace sentir bien.

¿Cómo llegaste a la Olimpiada del Deporte Cubano?

Estaba un poco cansado por los combates en el Panamericano, pero cumplí el objetivo de ganar la división. En la abierta, perdí ante Jander Tiril en el pase al oro, y me quedé con el bronce. Me sentí bien, aunque tenía el cuerpo estropeado después de ganar el oro individual y por equipos con Occidentales.

¿Cuándo y dónde fue tu estreno en la arena internacional?

En los Juegos Centroamericanos de Cartagena de Indias’06, donde gané el oro.

¿Planes futuros?

En el 2011 debo elevar mi preparación, pues ya los competidores te van conociendo. Cuando un atleta se desempeña de buena forma los rivales siempre analizan y se preparan para enfrentarte.

Fuente: Granma

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada