RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

24 julio 2010

Dos medallas de oro, pasión por el karate y todo el futuro

Miguel Amargos se toma las cosas muy en serio. A los 18 años piensa, habla y actúa como todo un veterano del karate. El roce internacional seguramente tiene mucho que ver; no en vano es un habitué de los podios, y acaba de regresar de Venezuela con dos medallas de oro, producto de su brillante paso por el Sudamericano Juvenil. Porque vale apuntar que Amargos es una de las grandes figuras del deporte tucumano, pero le toca remar en una disciplina con escasa difusión. De lo contrario distinta sería la historia.
"Este es un triunfo de todo Tucumán", afirma con modestia. Flaco, alto, de movimientos seguros, Amargos elige cuidadosamente las palabras. Intenta no olvidarse de nada, y se esfuerza por recordar hasta los nombres de los ocasionales rivales.
"El Sudamericano se hizo en la ciudad de Vargas. El primer día competimos por equipos, junto con Julián Pinzas (Buenos Aires) y Mirko Queirolo (Río Negro). Les ganamos a los peruanos, a los chilenos y a Brasil en la final. Desde 2001 que no llegábamos a esa instancia", celebra el tucumano.

Aunque no lo detalla, para la conquista del oro su aporte fue clave, ya que el duelo con los brasileños quedó en tablas y debieron apelar a la diferencia de puntos para desampatar. Amargos había ganado su lucha 8-0 y por eso Argentina fue campeón.
En individuales, el debut tuvo sabor a revancha, ya que Amargos superó al venezolano Mario Méndez, un viejo conocido. "Me había ganado el año pasado en el Panamericano, así que me desquité. Empatamos 2-2 y fuimos a la decisión de los árbitros, que me dieron ganador por cuatro banderas a cero", señaló, sin agrande pero con satisfacción.
En semifinales batió por 3-1 al ecuatoriano Esteban Espinosa (medalla de plata en los Juegos Odesur, en mayores) y la final fue una batalla con un brasileño, que Amargos definió por ippon de puño en los últimos 15 segundos.
El oro llegó con un "regalito": el trofeo al karateca más destacado del Sudamericano. Mejor, imposible.
Amargos sabe que la historia sigue, y en el horizonte hay dos citas ineludibles: el Panamericano Juvenil de Canadá (en agosto) y el Mundial de mayores de Serbia (en octubre). Por eso seguirá su rutina de entrenamientos en doble turno, de lunes a sábados, con Iván Troitiño, Luis Andrada y el respaldo de sus compañeros del dojo CEM.
"¿Cómo me defino como luchador? Soy pensante, mentalmente fuerte y aprovecho los descuidos y errores del oponente", sintetizó. Por ahora le va más que bien con la estrategia. Y eso que apenas tiene 18 años...

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar

No hay comentarios:

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada