RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

16 junio 2010

Etiqueta y cinturón negros en Cangas


Cangas del Narcea,

Pepe RODRÍGUEZ

Francisco Martins, director de la escuela de kárate y club Gimnasio Coliseum en Cangas del Narcea, recibió el pasado lunes un premio de la Dirección General de Deportes del Gobierno del Principado por una trayectoria deportiva ejemplar y por el respeto a las normas y el espíritu de su deporte, el kárate.

Este galardón viene a confirmar, por parte de las autoridades, lo que ya era bien sabido por parte de sus alumnos y los padres de estos, que Francisco Martins lleva casi treinta años aportando su grano de arena a la educación integral de los jóvenes cangueses.

Fue en el curso 1981-1982 cuando el club de kárate Coliseum se abrió en Cangas del Narcea creando una fiebre por este deporte, totalmente inexistente hasta entonces. En pueblos no muy grandes es habitual que las novedades sean recibidas con entusiasmo en un principio, pero el verdadero mérito es conseguir perpetuarse en el tiempo.

Por las manos de Martins han pasado más de mil chicos y chicas de la comarca y ha conseguido que se produzcan logros absolutamente inimaginables. Por ejemplo, el club de kárate Coliseum ha conseguido ser campeón de España de clubs, compitiendo contra todos los representantes de grandes ciudades de todo el país. Un hito que no ha conseguido ningún otro club de Asturias. Asimismo, a nivel individual, del Coliseum han salido campeones de Europa y campeones de España, así que numerosos segundos y terceros puestos en multitud de competiciones del más alto nivel.

Para Martins, este premio viene a poner la guinda a la labor de toda una vida. «Estoy tremendamente orgulloso, por supuesto, pero lo estoy, sobre todo, por mis alumnos. Mira, si yo soy algo en esta vida, si me he ganado algo de este premio, es por ellos, son los alumnos los que han hecho que yo consiga cosas o sea reconocido, es por eso que no tengo más que palabras de agradecimiento para ellos y para sus padres. Y, por supuesto, de recuerdo para mi propia familia, que es la que me apoya en todo cuanto hago».

Según el profesor de kárate, lo más importante no es el premio, sino el poder observar cómo evolucionan en la vida los chavales que han estado a sus órdenes, el poder formar parte de una educación integral. «Llevo con mucho orgullo el comprobar cómo gente que empezó muy joven conmigo ha podido desarrollar su vida de acuerdo a los preceptos que han ido asimilando del kárate. Por ejemplo, hay muchos alumnos que se han convertido en policías y que han alcanzado cargos de responsabilidad porque son gente de fiar, responsable, seria. Creo que podemos decir que pusimos un granito de arena para que llegaran a ser las personas que son, y estoy muy orgulloso de ello».

Actualmente, entre Cerredo y Cangas, Martins está enseñando kárate a más de cien alumnos, y sigue con la ilusión intacta. Subraya que «es la única manera de conseguir resultados, de poder competir de tú a tú con gente que tiene más medios. Hay que entender que los alumnos, cuando llegan a los 18 años, se van a estudiar fuera y tienen que hacer un gran esfuerzo por seguir con el kárate».

Fuente: http://www.lne.es

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada