RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

20 junio 2010

1.200 firmas en defensa del karate


La lucha por la defensa del karate se extiende en la capital. Son pioneros los vecinos de Lakua, Arriaga y Aldabe, pero con el paso de los días se han sumado ciudadanos «molestos» con la decisión del Ayuntamiento vitoriano de redefinir para el próximo curso la práctica de artes marciales en polideportivos y centros cívicos y reducir a un trimestre la actividad, que hasta ahora se impartía todo el año.
«Desde 1987», concreta Juan Cristóbal Triviño, uno de los más de veinte adultos que practican este deporte en el polideportivo de Ariznabarra. Él ha recogido las opiniones de sus compañeros y le ha remitido una carta a la concejala del área de Deportes, Maite Berrocal. «En esta decisión, de la que no se nos ha dado explicación alguna y desde luego no está justificada por cuestiones deportivas, debemos entender que lo que se ha pretendido es primar los intereses económicos por encima de los ciudadanos», asegura.
La decisión «política» de limitar la práctica municipal del karate no ha sentado bien. Prueba de ello son las más de 1.200 firmas recogidas, en poco más de una semana, por los vecinos de Lakua-Arriaga. La asociación Ipar Arriaga, que centraliza esta movilización, tiene abierto el periodo para sumar adeptos hasta el próximo martes.
«No es una pataleta»
Y después las trasladarán al Ayuntamiento «para que vean que esto no va a durar dos días ni es una pataleta de mamás, como parece que han comentado», expresan padres y madres que sí reconocen que se están moviendo para que sus hijos -más de 150 niños de entre 8 y 15 años- «no dejen de practicar una actividad que les encanta». Las críticas también proceden de usuarios adultos. «En tres meses, que es el tiempo al que parece que van a dejar reducido el karate, no da tiempo a coger las nociones básicas. Es más, va en perjuicio de la propia enseñanza y del aprendizaje de este arte marcial», explica Ane Orbea.
Mónica Rodríguez, adscrita también al polideportivo de Ariznabarra, considera que «este experimento que nos quieren imponer, con tres meses de karate, otros tres de defensa personal y otros tres no se sabe bien de qué, no beneficia a nadie». Este deporte «no tiene nada que ver con el fútbol o el aerobic. Requiere de un aprendizaje mayor, porque luego también los beneficios son grandes. En mi caso, sirve para desarrollar mejor mi personalidad. Favorece el bienestar psicológico», argumenta.
Una última crítica se refiere al uso que se dará a las salas cuando no se practique karate. «En algunas en las que se pretende impartir judo y defensa personal, no están habilitadas para ello, al no disponer de tatami», algo imprescindible para evitar accidentes, dice Triviño. «¿Qué se hará en estas salas? ¿Dejarlas sin actividad?», concluye.
Fuente: http://www.elcorreo.com

1 comentario:

David dijo...

donde hay que firmar a favor del KARATE??
Oss!!

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada