RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

15 marzo 2010

El Gimnasio Hércules da cera


MARÍA VARELA | A CORUÑA El Campeonato de España espera el próximo fin de semana al karateca del Gimnasio Hércules Javier Rodríguez Cousillas, que el pasado mes de febrero se proclamó campeón gallego en la categoría de menos de 60 kilos. Él, junto a tres de sus compañeros de equipo, consiguieron para el club coruñés uno de los mejores resultados en su historia a nivel autonómico sénior. De cuatro representantes que mandaron a la competición que se celebró en Negreira, tres volvieron con la medalla de oro y el cuarto rozó el bronce, ya que cayó en el combate para entrar en el podio.

"El campeonato salió muy bien, aunque yo no lo había preparado específicamente", comenta Cousillas, que este año, además, también ejerce como entrenador del equipo junto a David Barros Ferreiro. "Se están haciendo las cosas bien en los entrenamientos y llegan los resultados", añade. Así lo refrenda el presidente del Gimnasio Hércules, Jorge Barros, feliz en el 25 aniversario del club. "Ya llevamos un cuarto de siglo con el equipo, y aunque otros años se habían sacado medallas a nivel nacional, en el Campeonato Gallego hicimos los mejores resultados de los últimos tiempos", asegura, y apunta que la clave del éxito de la entidad que dirige está en el deporte base: "Centramos todo nuestro trabajo en formar a la base. De hecho, actualmente tenemos más de cuarenta licencias, y de ellas, treinta o más son de niños".

"Es cierto que los mejores resultados los conseguimos con chicos que llevan desde pequeños entrenando", agrega Cousillas. Se trata de una pirámide bien cimentada desde la base y que consigue su máxima altura en la categoría sénior, como es su caso, ya que comenzó con tan sólo nueve años, o el de sus compañeros de oro en el Gallego: Francisco Javier Moro Campos, primero en más de 84 kg, y Jacobo Arcos Villar, campeón en menos de 84 kg, ambos unos veteranos en el mundo del kárate.

Moro, a sus casi cuarenta años, continúa activo y ha alcanzado grandes éxitos. Ello se debe, según su compañero y entrenador, a su "constancia". "Es un deportista de la vieja escuela, muy obcecado con el entrenamiento, sacrificado, constante... ya no quedan muchos como él", opina. "Sin embargo, Jacobo -que se colgó en Negreira su primer oro- aunque lleva mucho tiempo, es más niño y de otra generación, aunque de todas formas, entrena mucho".

La dedicación de estos tres deportistas es todavía más meritoria teniendo en cuenta que tienen que compaginar las horas de entrenamiento con sus trabajos. Carecen de ayudas, ya que como creen, "el kárate es un deporte dejado de la mano de Dios", y se las apañan como pueden para sacar horas para sus quehaceres personales e ir al gimnasio. Normalmente, se preparan durante una hora y media al día, aunque cuando se acercan las grandes citas, incrementan el entrenamiento hasta las tres horas diarias.

"Ahora estoy entrenando mucho para ir al Campeonato de España, cerca de tres horas, así que me he tenido que rebajar la jornada laboral", explica Cousillas, que regenta una empresa de hostelería. El coruñés volverá a una competición nacional tras seis años alejado de los tatamis. "Dejé de competir durante una época por problemas con la anterior directiva de la Federación Gallega, de hecho, mucha gente lo dejó, aunque seguía entrenando por mi cuenta, algo que es mucho más sacrificado", recuerda.

Su objetivo en Salou (Tarragona) será "intentar luchar por la medalla", aunque es consciente del difícil reto que se plantea, ya que España es una de "las potencias mundiales del kárate", más cuando su mejor resultado fue alcanzar la cuarta ronda. A pesar de ello, Javier Cousillas no renuncia a nada porque tan sólo su presencia "ya es un premio inesperado".

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/

No hay comentarios:

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada