RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

24 febrero 2010

Bodas de plata del kárate en la escuela


El maestro Rodolfo Suárez celebra en el Colegio Público San Pedro de los Arcos sus 25 años como pionero en introducir esta disciplina en las aulas.

Oviedo, Marco RODRÍGUEZ
Corría el año 1985 cuando un joven maestro de kárate llamado Rodolfo Suárez Alonso comenzaba la actividad extraescolar de este arte marcial en un colegio. Se trataba del Colegio Público San Pedro de los Arcos, en Oviedo, pionero entonces, y 25 años después, recién cumplidas las bodas de plata, aquel sueño sigue en pie. Y sigue en pie porque aunque muchas cosas han cambiado, la esencia permanece intacta. Rodolfo Suárez sigue con ganas de continuar su labor de enseñanza, y en el colegio, dirección y padres continúan valorando la tarea de refuerzo en la educación que supone este arte marcial. Como la mayoría de las artes marciales, el kárate propone e inculca la disciplina, el respeto, el autocontrol, el orden y la concentración, valores que cada vez más cuesta hacer llegar a los más jóvenes, en una sociedad plagada de mensajes y con una elevadísima oferta de ocio.

Eso no existía en 1985, lo que puede explicar que «comencé con 60 karatecas y hoy en día se apuntan una media de 20 niños», explica Rodolfo. Este cinturón negro séptimo Dan de kárate, entrenador nacional y árbitro mundial, ha visto pasar por sus clases a más de mil karatecas, y como otros deportes minoritarios ha sufrido las consecuencias de la bajada en la natalidad y de esa ampliación en la oferta de ocio. Recuerda con cariño a todos los deportistas que han pisado su tatami, aunque «es imposible reconocerlos a todos. A veces me paran por la calle y me recuerdan que les di clase hace 20 años. Esa sensación es tan especial como arbitrar europeos o mundiales», reflexiona.


Haber contribuido a la formación de tantas personas le llena, como el hecho de haber integrado en sus clases del colegio a niños que procedían de centros especiales, con situaciones de desestructuración familiar. En tantos años, aparte de la intención cumplida del kárate como complemento formador, han sido muchos los alumnos que han profundizado en el estudio y la práctica de este deporte. Son decenas los karatecas que han llegado a cinturones negros y varios los nombres que se podrían citar como grandes competidores salidos de las clases de Rodolfo Suárez. Él recuerda, por ejemplo, a una de sus primeras alumnas, Bárbara Albaladejo, que fuera bicampeona de España por equipos y varias veces campeona de Asturias individual. Hoy en día suenan con fuerza los nombres de Miguel Ornia Gómez, campeón de Asturias de kata infantil y ya con experiencia en los nacionales, o Paloma Becerra Martín. Y es que tras la etapa escolar, el deportista que quiere puede seguir ligado a este maestro en el Gimnasio Taikum, que dirige, y del cual es profesor. Es más, todos los viernes, cuatro o cinco niños del colegio acuden como invitados a las clases del gimnasio para que vayan perdiendo el miedo si de verdad quieren darle esa continuidad a su formación. La clave es seguir, después de 25 años en la brecha, tratando a cada alumno con respeto, como una gran familia. Y funciona.

Fuente: http://www.lne.es/campeones

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada