RECIBE LAS NOTICIAS DE KARATE-DO NEWS EN TU E-MAIL

28 noviembre 2008

Llaves de karate para disuadir sin miedo a los maltratadores


El Ayuntamiento de Algarrobo da a conocer técnicas de las artes marciales para que una veintena de mujeres afronten con garantías su defensa ante un acoso

FRAN EXTREMERA. ALGARROBO "La mujer aprende aquí cómo demostrarle al agresor que no es una presa fácil, que no debe venir a por ella nunca más". Las palabras de Juan Miguel Gallardo Gámez resuenan con fueza dentro del pabellón polideportivo de Algarrobo Costa. Él es el responsable de inculcar a una veintena de féminas conocimientos básicos de defensa personal. Así, con un curso impulsado por el Área de Juventud, Deportes y Formación de la Diputación de Málaga también se lucha contra la violencia hacia las mujeres.
"Ellas se dan cuenta de que pueden vivir más seguras. No les enseño técnicas complicadas, sólo con un codazo ya pueden defenderse. Cerrar el puño o dar con la mano abierta ya requiere masa muscular y es más complejo en este caso", relata Gallardo, representante a la vez de la Federación de Karate que colabora en esta actividad al mismo tiempo que la Plataforma Violencia Cero. Algarrobo es uno de los 13 municipios beneficiados de esta iniciativa. En la Axarquía se celebró uno anterior en la vecina Sayalonga.

Ángela Ventura no tiene pareja, pero considera que lo que aprenda en estas diez sesiones de karate podrá aplicarlo en su entorno. "Está muy bien, lo único que lamento es que se haga tan corto, cinco semanas se pasan en nada". Sostiene que las llaves son fáciles de aprender y que las enseñará a otras féminas para que siempre sepan cómo reaccionar ante cualquier agresor.
No menos satisfecha de esta experiencia se muestra Luisa Gallardo. "Aquí te dan todas las herramientas. Tienes que tener claro que después depende de ti reaccionar bien y a tiempo. Creo que se deberían hacer más cursos porque todas las mujeres podríamos tener mucha más seguridad a la hora de defendernos".
Hay casos especiales, como el que representa Mari Carmen Ruiz, cuyo hijo lleva varias temporadas representando a Algarrobo en las competiciones de la Federación Malagueña de Karate. Estas madres amplían sus conocimientos con prácticas con sus hijos. Pero la sorpresa llega, como apunta el monitor, cuando la progenitora practica una de sus llaves y tumba al pequeño. Juan Miguel Gallardo indica como anécdota una situación que despierta de inmediato el interés del menor. "Más de un caso se ha dado, en el que la madre se ha convertido ya en profesora por unos minutos", comenta el instructor.

Fuente: http://www.laopiniondemalaga.es

Buscar en KARATE-DO NEWS

Búsqueda personalizada